lunes, 28 de enero de 2013

Maps With Me: mapas sin conexión para dispositivos móviles

Hace poco estuve de viaje, y por lo tanto sin conexión a internet en el celular. Algo que hasta hace poco era la norma, usar mapas en papel, ahora me resulta bastante incómodo: es difícil ubicarse, en general se precisa más de un mapa (ciudad y rutas), es más complicado de manipuar, etc.

Es el problema de depender de la tecnología: uno se acustrumbra demasiado fácil :)

Por suerte para iOS (y también Android) existe una aplicación que tiene mapas de todos los países que se bajan y quedan locales en el teléfono, sin nececidad de conectarse a internet (solo se precisa conectarse una vez para bajarlos). Además como el GPS funciona aunque no tenga conexión a la red celular, tengo toda la funcionalidad que necesito.

La aplicación se llama Maps With Me, y si bien tiene una versión paga (cuesta U$S4.99), la versión grátis es bastante completa y se pueden usar los mapas sin restricciones. La versión paga agrega funcionalidad que puede resultar útil pero no es imprescindible: búsquedas y marcadores son las que me parecieron más necesarias.

Los mapas por lo que vi están basados en OpenStreetMap y son muy completos. Tiene mapas de ciudades y también de rutas, en algunos casos como por ejemplo en Montevideo, hasta con los números de puerta.

jueves, 3 de enero de 2013

Construir tus propios "Google Glasses"

No, no es que en el 2013 me voy a dedicar al hardware, ni les voy a enseñar como hacer sus propios "Google Glasses", pero vi esta nota en Lifehacker que me pareció interesante:
Build Your Own Google Glass-Style Wearable Computer
El autor del artículo original (al que refiere la nota en Lifehacker) cuenta como se hizo unos lentes sobre los que proyecta una pantalla, con partes que compró en eBay.

Lo interesante del caso es que si bien Google parece ser el único que está desarrollando de forma seria esta tecnología, si alguien lo puede hacer por sus propios medios, puede ser que aparezca alguna empresa nueva (startup) que se dedique a fabricar estos tipos de aparatos.

No es una tarea fácil, porque además del hardware se necesita desarrollar el software que lo acompañe, pero Google no planea liberar el producto antes de 2014, y acceder a un prototipo (que se supone va a ser este año) cuesta 1.500 dólares.

Quien sabe, a lo mejor alguien se anima a competirle a Google. Sería interesante...