miércoles, 13 de abril de 2011

El final de la democracia (representativa)

En Uruguay existe la llamada Ley de Caducidad, que da amnistía a policias y militares por los crímenes que cometieron (torturas, asesinatos, desapariciones, etc.) durante la última dictadura militar (1973-1985).

Es una ley que fue votada en el parlamento en 1986, confirmada en un referendum (ya que se juntaron firmas para intentar derogarla) en 1989, y confirmada nuevamente por la ciudadanía en un plebiscito en el año 2009, al no alcanzar el 50%+1 necesarios para su anulación.

Ayer el senado uruguayo, aprobó una ley interpretativa que la deja sin efecto, yendo en contra de la opinión del pueblo. Todavía falta que la apruebe la cámara de diputados, pero es un hecho que va a ser así.

Antes de seguir, quiero hacer dos aclaraciones:

  1. Cuando se me preguntó en 2009, voté por anularla. Por las dudas que alguno crea que escribo esto por estar en contra de este hecho en particular...
  2. No estoy de acuerdo en como se realizó el plebiscito de 2009. No había forma de no participar. Si uno quería anular la ley, debía poner una papeleta por el SÍ. Para dejarla como estaba, no había que hacer nada. Eso quiere decir que hubo gente que no puso papeleta ya sea por desconocimiento, o porque no quería participar, votando explícitamente al NO. Si además le sumamos que el SÍ alcanzó casi el 48%, creo que el resultado hubiera sido otro si el NO hubiera tenido también papeleta.
Así y todo, creo que un plebiscito es la máxima expresión de la democracia, por lo tanto respeto el resultado. Por eso me parece que es una burla lo que hicieron ayer los senadores.

Hace unos días Enrique Dans escribía en su blog un artículo titulado "Democracia frente a partitocracia", donde cuenta la realidad española, que tristemente aplica a la perfección a la realidad uruguaya. Eso es lo que tenemos hoy, una partitocracia. El ejemplo más claro de esto es el senador Eleuterio Fernandez Huidobro, quien renunció a su banca en el senado, pero antes votó la ley interpretativa por disciplina partidaria a pesar de estar en contra (según dice...).

Artigas dijo una frase que ha sido repetida innumerables veces: "mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana". Claramente los políticos de hoy en día no la respetan.

Cada vez estoy más convencido que la democracia representativa no es la forma adecuada de gobierno... Es, sin duda, lo mejor a lo que podíamos aspirar en el siglo XX. Pero en pleno siglo XXI, creo que se podría hacer mejor.

La democracia representativa era necesaria, porque era prácticamente imposible hacer participar a toda la población en las decisiones. Hoy en día, la tecnología hace posible que la participación popular se haga en tiempo real, por lo que ya no necesitamos representates.

Lo veo como algo muy difícil de implementar, porque siempre es complicado luchar contra la inercia del sistema actual, pero creo que sería hora de replantear lo que entendemos como democracia, y diseñar un sistema nuevo, de cero, que sea más justo y que permita a la población (a los que les interese) participar en forma directa.

4 comentarios:

  1. Marcos, comparto tu opinión.

    Creo que más allá de partidismos y del deseo de una parte de la población por anular esta ley, no puede haber nadie, pero nadie contento o satisfecho con lo que pasó ayer.

    Es una verguenza.

    Pensaba justo en esa frase de Artigas y jodía con que habría que sacarla de los libros de historia... ya que hoy no tiene sentido y no es respetada. Triste.

    La pregunta es "y ahora?"...

    Que va a pasar cuando haya (cosa que dudo) algun otro plebiscito?
    Qué confianza podemos tener en este parlamento que hace lo que quiere?
    Lo único que falta es que Mujica vete la ley... ahi si.. cerra y vamos.. el parlamento se caga en el pueblo, el presidente se caga en el parlamento...

    Espero que esta barrabasada nos permita, por lo menos, dejar finalmente atrás este tema y mirar para adelante.

    ResponderEliminar
  2. Que tema complicado, cualquier comentario siempre tendrá una de estas dos respuestas de un 50% de los lectores: "facho de mie###!!!" o "zurdito de mie###"
    Así somos en temas de política (o fútbol) en este país "educado".

    En lo personal, es terrible lo que pasó ayer, primero se quiso imponer esta ley hace un tiempo y como los votos no estaban, la atrasaron unos meses.

    Lo de Saravia me pareció excelente y lo de Huidobro también. Igualmente yo hubiera votado en contra y luego renunciado, pero solo hubiera dilatado un poco más la cosa.

    ¿Lo de Nin Novoa? triste, trisísimo, hago que salgo a fumar un pucho y simulo que no pasó nada.

    Lo único que tengo claro, es que hoy estoy triste. Estas cosas que se atrasan hasta que finalmente salen, me hace recordar a los continuos plebiscitos de Chavez para poder ser reelecto de por vida.

    ResponderEliminar
  3. A mi gusto no hay nada peor que las medias tintas, elmque voto si o voto no al menos tuvo la valentía de jugarsela, sea Saravia Lacalle o Goldaracena.

    bien x Saravia que se planto ante el lineazo, asqueroso lo de Fernadez Huidobro hace el mandado de votar y luego se hace el mártir, bien con dios y con el diablo.

    Y bueno de Nin Novoa realmente unompuede esperar cualquier cosa

    Igual no se me ocurre otro modelo político, pero lo q tenemos merece napalm

    ResponderEliminar
  4. - Yo viví esa época y fue mucho mas complicada de lo que hoy dicen !!!
    - En su momento los tupamaros atacaron a un régimen democrático (pueden discutir si era bueno o malo, pero se podría haber removido mediante un plebiscito) y no hablo de Bordaberry, sino de cuando comenzaron los tupamaros (10 años antes de Bordaberry).

    De todos modos tengo 2 opiniones sobre el tema:
    a) Que pasa si se hace un plebiscito "matar a los negro" o "judios" o "rubios" o lo que sea.
    Eso no es correcto, aunque la mayoría lo decida.
    b) No se puede hacer un segundo plebiscito y si se pierde, se vota una ley y listo. Hubiera aceptado que se anulará de una, pero no luego de perder un plebiscito.

    ResponderEliminar