miércoles, 15 de octubre de 2008

Crisis financiera…

Con todo lo que se ha hablado en estos últimos días de la crisis financiera y la especulación, me hizo acordar a un cuento de Eduardo Galeano, que leí hace no mucho.

Fundación de las agencias de noticias

  Napoleón fue definitivamente aniquilado por los ingleses en la batalla de Waterloo, al sur de Bruselas.

  El mariscal Arthur Wellesley, duque de Wellington, se adjudicó la victoria, pero el vencedor fue el banquero Nathan Rothschild, que no disparó ni un tiro y estaba muy lejos de allí.

  Rothschild operó al mando de una minúscula tropa de palomas mensajeras. Las palomas, veloces y bien amaestradas, le llevaron la noticia a Londres. Él supo antes que nadie que Napoleón había sido derrotado, pero hizo correr la voz de que la victoria francesa había sido fulminante, y despistó al mercado desprendiéndose de todo lo que fuera británico, bonos, acciones, dinero. Y en un santiamén todos lo imitaron, porque él siempre sabía lo que hacía, y a precio de basura vendieron los valores de la nación que creían vencida. Y entonces Rothschild compró. Compró todo, a cambio de nada.

  Así Inglaterra triunfó en el campo de batalla y fue derrotada en la Bolsa de Valores.

  El banquero Rothschild multiplicó por veinte su fortuna y se convirtió en el hombre más rico del mundo.

  Algunos años después, a mediados del siglo diecinueve, nacieron las primeras agencias internacionales de prensa: Havas, que ahora se llama France Presse, Reuters, Associated Press…

  Todas usaban palomas mensajeras.

del libro Espejos. Una historia casi universal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario